martes. 29.11.2022

La Encantà, patrimonio de las fiestas de Guardamar

Guardamar del segura es uno de los puntos más importantes del territorio español actualmente en cuanto a cultura y arqueología se refiere. Por ello, en sus fiestas están muy presentes su Dama de Guardamar, encontrada en uno de sus yacimientos arqueológicos y la leyenda que envuelve a ese busto íbero.

Guardamar del Segura cuenta es en la actualidad uno de los puntos más importantes de todo el Sudeste español en cuanto a turismo cultural y arqueológico. El municipio cuenta con tres yacimientos arqueológicos de gran valor histórico como son la Ciudad portuaria fenicia La Fonteta (Siglos VIII-VI) , la Rábita Califal de las dunas (Siglo X), Cabezo pequeño del Estaño (Siglos VIII-VII), El castillo de Guardamar y el Yacimiento arqueológico de Cabezo Lucero. Este último consta con restos de una necrópolis y un poblado datados en los Siglos VI y III y es el lugar donde se encontró la famosa Dama de Guardamar, Un busto de una dama ibérica que comprende de tocado, cara y cuello.

guerrero

Guerrero de La Encantà - Fuente: Pedro Grimao

En Guardamar del Segura y otros pueblos vecinos, próximos al rio Segura, existe una leyenda que ha pasado de padres a hijos a lo largo de los años relacionada con esta dama, la cual, según cuenta la leyenda, sufre un encantamiento y solo podrá ser liberada de él en la noche de San Juan, en la que un valeroso hombre intentará dar con ella para llevarla en brazos hasta la orilla del rio Segura para allí mojar sus pies y liberarla de su embrujo. Pero no sin antes luchar con numerosos animales mitológicos como esfinges, toros o hipogrifos que custodiarán a esta joven y han conseguido que con el paso de los años nadie haya podido aún, desencantar a la Encantà.

Las fiestas del Moros y Cristianos dan su pistoletazo de salida a casi dos semanas de festejos con el pregón, la presentación de los cargos que ostentarán la máxima representación por parte de sus comparsas y dicho acto, que culminará con una escenificación de esta leyenda, una representación única, llena de luz y color, donde toman protagonismo el agua y el fuego. En ella se recrea la leyenda de La Encantà, tan arraigada a este municipio, y al final de ella, el busto de la Dama de Guardamar se convierte en la dama de Guardamar, una joven Guardamarenca que ostentará ese año el máximo cargo de estas fiestas y que representará al pueblo en los distintos actos a lo largo de todo el año. De este modo, la representación de esta leyenda no es solo un espectáculo muy atractivo para lugareños y visitantes del municipio, sino que sirve para presentar a la joven que nos representará este año y a sus dos acompañante. Dando un año más, comienzo a las ansiadas fiestas patronales.

Comentarios