martes. 29.11.2022

¿Los esports son realmente cosa del siglo XXI?

La situación epidemiológica en la que está sumido nuestro país y el parón del deporte tradicional, ha hecho que muchas personas dieran una oportunidad a los deportes electrónicos. Para muchos este era un sector desconocido, pero realmente ... ¿Cuánto llevan con nosotros este nuevo deporte?

esports estadio_JoséIván_deportes

Es mucho el desconocimiento que se tiene sobre los deportes electrónicos. Ya sea por desinformación o por falta de divulgación este es un sector que todavía pasa desapercibido para gran parte de la población.

Eso sí, no todos los esports son iguales ni todos poseen las mismas reglas. Cada juego posee su modo de jugar, así como sus propias estrategias. Sin embargo, el objetivo es el de cualquier juego, alzarse con la victoria.

Para muchos os puede parecer que este término es nuevo. Sin embargo, echando la vista atrás nos damos cuenta de que el inicio de este apasionante sector data del año 1958. Por aquellas fechas, en el Laboratorio Nacional de Brookhaven en Long Island, nacía el “Tenis para Dos”. Creado por William Higinbotham, este juego se basaba en enfrentar a dos jugadores en una pista virtual de tenis. 

Dejando de lado este “campeonato”, tendremos que esperar hasta el año 1972 para toparnos con una competición de verdad: basándose en unas reglas, con árbitros, premios. Todo ello dentro de todo un evento organizado. Os estoy hablando de la primera competición de Spacewar. Celebrado en la Universidad de Stanford y donde el entretenimiento era al plato principal nos encontramos con unas veinte personas que, animados con cerveza gratis, lucharon en un espacio vectorial. Esta primera competición fue bautizada como “Las Olimpiadas Intergalácticas”.

Tras lo que se podría denominar como “el parto de los deportes electrónicos” estos empezaron a dar sus primeros pasos en 1980, cuando Space Invaders organizó la primera competición de videojuegos. Patrocinado por Atari (compañía que comercializaba la versión para jugar en casa de este videojuego) y celebrado en diferentes estados, fue bautizado por los medios de la época como la “ Superbowl de Space Invaders”

Con la popularidad de las consolas domésticas, las competiciones de videojuegos experimentaron un gran crecimiento. Tal fue este que, en 1990, Nintendo América inauguró los “ Nintendo World Championship”. Este era un campeonato donde cada jugador disponía de 6 minutos y 21 segundos para, en tres juegos diferentes, obtener la máxima puntuación, la cual otorgaba el primer puesto.Por estas fechas, Corea del Sur ya nos llevaba mucha ventaja; sobre los años 90 se creó la primera asociación estatal de deportes electrónicos del mundo. Ayudado por cosas como estas y gracias al éxito de los famosos cibercafés, los jugadores de videojuegos ya eran considerados atletas (algo que incluso ahora en occidente está en duda). Debido a esta profesionalización se crearon equipos y por consiguiente se empezaron a firmar los primeros patrocinios.

Ya entrando en los años 2000 nos encontramos con juegos como World of Warcraft (WoW) o Defense of the Acients (Dota). Sin embargo, no fue hasta 2009 cuando los esports crecieron de una manera brutal de la mano del videojuego desarrollado por Riot Games llamado League of Legends (LoL). 

En declaraciones a playZ esports Sergio Benet, director general del Valencia CF eSports afirmó: “ Ahora pensamos en esports y vemos las fotos de estadios llenos hasta la bandera. Eso se lo debemos a Riot y a cualquiera de sus series mundiales de los últimos cinco años. Sin Riot, los esports no habrían crecido tanto y no serían lo que son”

Comentarios