martes. 29.11.2022

El acoso infantil

Vivimos en una sociedad que constantemente se siente influenciada y presionada por los demás. Esta presión condiciona nuestros comportamiento y hasta nuestra forma de ser, de relacionarnos con los demás y hasta de actuar.

El acoso y sus consecuencias
El acoso y sus consecuencias

En todo momento nos sentimos condicionados por la sociedad y, es que, esto es el resultado de lo que hacemos y, que por desgracia, lo solemos hacer condicionados por los demás. Al final, acabamos actuando de forma cohibida y desde el punto de vista de los demás, es decir, actuamos según la opinión de la mayoría de la sociedad que nos rodea y no según nuestra forma de ser. 

 

Por otra parte, las personas tenemos la necesidad de comunicarnos con los demás y de relacionarnos. Sentimos que debemos de pertenecer a un grupo de personas, ya sea nuestra familia, en clase o en el trabajo. El hecho de pertenecer a un grupo de personas viene ocasionado por la seguridad que nos aporta pertenecer a grupo de gente y no sentirnos excluidos.

 

Con la llegada de Internet y las redes sociales, los grupos de personas han aumentado en grandes cantidades y, cada vez son más las personas que sienten la necesidad de pertenecer a ellos. 

 

La falta  de querer ser aceptado está muy arraigada sobre todo en la etapa de la adolescencia. Ahí es cuando la forma de ser y la personalidad se van forjando y por querer ser aceptados, la personalidad se ve condicionada por esta presión.  Sus comportamientos cambian para verse dentro de un grupo de amigos y, en ocasiones, la mayoría de las veces se ven obligados a terminar haciendo cosas por la influencia de los demás que acaban siendo fruto del arrepentimiento el día de mañana. 

 

Estos casos se ven muy ligados a la adolescencia porque es la etapa donde se forman las personalidades de las personas. Si un grupo de amigos rechaza a una persona que no hace lo mismo que ellos, inmediatamente se sentirá marginado o aislado de estos. Es por ello, que los jóvenes se ven obligados a adoptar ciertas conductas o comportamientos impropios de ellos mismos y lo hacen por la presión que sienten de encajar en los demás. 

 

En el mundo adolescente lo que normalmente suele pasar son los actos de acoso hacia los demás o actos violentos como meterse con un compañero, romper materiales,etc. También entra la intriga de descubrir cosas nuevas, como consumir alcohol, fumar y conductas que pueden ser perjudiciales para su salud.

Comentarios