martes. 29.11.2022

Las fases para la hostelería

La hostelería tuvo su propia desescalada particular, un plan de vuelta a la normalidad progresiva que duraría 8 semanas. Aquí mostramos cómo se ha organizado este plan de desconfinamiento para el sector y sus claves.

Durante esta crisis sanitaria han habido numerosas medidas de prevención para bajar la famosa curva de infectados. En un principio, todos fuimos confinados en nuestras viviendas durante 15 días, esos 15 días se fueron alargando cada dos semanas. Pero un país no puede estar mucho tiempo parado, era fundamental reactivar la economía para que las consecuencias no fueran desastrosas. Por lo que el Gobierno de Pedro Sanchez optó por implantar una desescalada por fases. El 4 de mayo daría comienzo este levantamiento de restricciones escalonada, que sería independiente en cada Comunidad Autónoma dependiendo del número de infectados y disponibilidad de camas en sus hospitales.

A partir de ese 4 de Mayo, los restaurantes podrían abrir al público exclusivamente para vender comida para llevar, pero sin poder dar servicio en mesas. Este servicio de Take away se añadiría al servicio de Comida a domicilio o Delivey, que sí se podía realizar desde el principio del confinamiento.

 

En la Fase 1, los restaurantes ya podrían abrir sus terrazas al público, pero con el 50% de su capacidad y siempre con una separación de 2 metros.

 

En la Fase 2, ya se podría ocupar el interior de los restaurantes, pero solo un 40% y las terrazas siguen al 50%, ambos con las mismas distancias de seguridad que en las fases anteriores

 

Y en la Fase 3, las terrazas aumentarán su capacidad al 100% y los comedores al 75%, mismas distancias de seguridad que anteriormente, pero con la novedad de que las barras ya van tomando su forma y se podrá estar de pie en ellas con la misma separación de seguridad que en el resto del restaurante.

 

Se cambiaría de fase cada dos semanas según el estado sanitario de cada comunidad, por lo que podían haber comunidades en la fase 1 y otras en fase 3. Esta desescalada terminó el pasado 21 de junio donde comenzó la llamada “nueva normalidad”. En esta nueva etapa, los restaurantes han aumentado la capacidad de todo su establecimiento al 100%, pero siempre que se respete la distancia de seguridad de 1,5 metros. Por lo que algunos restaurantes no llegan a ese 100% por problemas de espacio.

Comentarios